volver arriba

¿Qué es la Traducción Pública?

Publicado por Cosmo el 2/11/2016

Como agencia de traducción e interpretación, una parte de nuestro trabajo cada día es realizar traducciones públicas en diversos idiomas para personas que requieren el servicio por primera vez. Ellos necesitan la traducción de una partida de nacimiento de un hijo para que pueda viajar, de un título para estudiar en el exterior, necesitan documentos para presentar y pedir estado como refugiado, requieren traducciones para casarse con un extranjero y hasta a veces deben presentar partidas de defunción luego del fallecimiento de un familiar. Es decir, es un elemento básico y fundamental de muchas maquinaciones burocráticas, y no hay conocimiento general del procedimiento, ni es necesariamente un requerimiento que lo hubiese.

La traducción pública (también conocida como traducción jurada o certificada dependiendo del país) es la traducción de documentos realizada por un traductor matriculado por el organismo correspondiente; en Capital Federal, la Ley 20.305 establece al Colegio de Traductores Públicos de la Ciudad de Buenos Aires como el encargado de establecer las normas de ética y fiscalizar el cumplimiento de la profesión, entre otras funciones. El traductor público es el profesional habilitado por la autoridad competente a realizar traducciones de y a idiomas extranjeros específicos. Debe tener un título nacional de una universidad reconocida o de una universidad extranjera con una revalidación o un reconocimiento nacional.


¿Por qué se debe realizar?


En efecto, la traducción pública le da carácter oficial a una traducción. La traducción se convierte en un documento original, y puede ser presentada en ministerios, juzgados, universidades, etc.; es decir, en lugares que requieren documentación original y oficial.


¿Cómo se realiza?


El documento que debe ser traducido se envía al traductor (en forma digital o física dependiendo de los requisitos de la autoridad en donde se va a luego presentar), el colegio mantiene una base de datos con una lista de los traductores con filtros por zona e idiomas. Una vez que tiene el documento, el traductor (o la traductora) realiza la traducción en un formato específico establecido por el Colegio, este asegura que un tercero no puede agregar información luego de la legalización y requiere fórmulas específicas para poder marcar las firmas en el original, información en reversos, etc. y tiene fórmulas de cierre específicas. Luego de realizar la traducción, se imprime (y el documento en el idioma original si fue enviado de manera digital) y se cosellan todas las hojas de ambos documentos para que no se puedan agregar páginas. Para finalizar, el traductor sella y firma la última hoja justo debajo del texto.
Este nuevo documento (compuesto por el original y la traducción) es llevado al Colegio de Traductores, donde es legalizado por ellos. En este momento, se convierte en un documento ORIGINAL y OFICIAL y puede ser presentado ante la autoridad correspondiente.

Espero que esta breve entrada en el blog los haya ayudado a entender este proceso y que, cuando ustedes deban realizar este procedimiento, ya sepan los pasos a seguir.

Hasta la próxima.


De interés:

http://www.traductores.org.ar

http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/190000-194999/194196/norma.htm

ENTRADAS

ETIQUETAS

ENLACES ÚTILES