volver arriba

Carta a Multilingües: Brain Hacks

Publicado por Mike el 25/04/2016


Hay creciente información acerca de los beneficios de hablar múltiples idiomas, la mayoría de las personas están conscientes de esto. Pero no todos consideran todas sus ramificaciones y las variadas formas que uno puede utilizar este conocimiento. Hay cada vez más estudios que indican que somos, porque yo también soy parte de este grupo, más lógicos en el idioma extranjero.

Múltiples estudios investigando este fenómeno han sido realizados por organizaciones como la Universidad de Chicago y la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. En particular, uno de los ámbitos que están analizando es el que se conoce como la aversión al riesgo. Es decir, que la mayoría de las personas prefieren evitar hasta riesgos pequeños que probablemente tendrán conclusión positiva y esto nos lleva a actuar de maneras irracionales. Esto se puede ver claramente en decisiones que tienen que ver con el dinero.

En uno de los experimentos realizados por la Universidad de Chicago, les hicieron una propuesta a 54 estudiantes de la universidad, todos hablaban español como segundo idioma. Mitad de los estudiantes hicieron el experimento completamente en español, la otra mitad, en inglés. Cada estudiante recibió US$ 15 en billetes de US$ 1. El experimento tenía rondas, en cada una, el estudiante podía elegir conservar el dinero o apostarlo. La apuesta era la siguiente: se tiraba una moneda enfrente de ellos y el estudiante elegía cara o cruz. Si perdía, perdía el dólar. Pero si ganaba, le devolvían el dólar más otro US$ 1,50. Los estudiantes podían conservar el dinero que ahorraban o ganaban. Claramente, a sucesivas apuestas, es rentable aceptar la propuesta. Sin embargo, si el proceso se realizaba en inglés, solo el 54% la aceptaba. Cuando se realizaba en español, el porcentaje aumento al 71%.

Hay diversas hipótesis para explicar este fenómeno pero, de acuerdo al equipo de la Universidad de Chicago, probablemente se deba a múltiples factores. Quizá el más importante es la reducción en la resonancia emocional (en este caso, como nos afecta lo que alguien nos dice) que tienen las personas en su segundo idioma. Como sabemos, las emociones juegan un rol muy importante en las decisiones, a pesar que digamos o pensemos lo contrario, e inducen una toma de decisiones menos sistemática.

Que útil sería reducir nuestro sesgo cognitivo y mejorar nuestra capacidad para tomar riesgos calculados. Este truco (para nosotros) quizá entraría en la creciente gama de los llamados “brain hacks”, que son formas de engañarnos a nosotros mismos para poder lograr algo que nos cuesta. Son utilizados para una enorme gama de problemas, desde el fomento de la creatividad hasta para parar de fumar. Si bien la ciencia no está definida en estos campos tan nuevos, la neurociencia busca encontrar un fundamento para estas herramientas con el objetivo de ampliarlas en el futuro. Los libros de autoayuda están llenos de tales “trucos” con promesas increíbles. Puede que el desafío esté en entender cuáles son verdaderos y en donde nos pueden realmente beneficiar.

¿Qué quiere decir esto? Para la humanidad en un momento en donde cada vez hay más multilingüismo, no sé, y no creo que otras personas lo sepan todavía. ¿Cómo afectará al ejecutivo que trabaja fuera de su país o relacionándose con personas que lo estén? ¿Cómo nos afectará a la hora de utilizar internet en otro idioma? ¿Se puede expandir o inducir este efecto? Para nosotros, quizá significa una ayuda extra a la hora de evaluar riesgos, manejar nuestra cuenta bancaria o cuando hablamos de política en familia.



Fuentes:
http://psychology.uchicago.edu/people/faculty/foreignLanguaeEffect.pdf
http://www.wired.com/2012/04/language-and-bias/
http://www.thelocal.es/20140108/people-are-more-logical-in-a-second-language

ENTRADAS

ETIQUETAS

ENLACES ÚTILES